© pacodecáceres

Anhelos de libertad

Granito de arena

 

No permitas que la vida,

como el agua,

se escape entre tus dedos

sin dejar huella.

 

No dejes que el mundo siga girando

sin aportar tu granito de arena.

©Pacodecáceres

Libertad de expresión

 

No es IMPONER por la fuerza

la verdad según tu criterio,

ni machacar con MENTIRAS

hasta que se tomen en serio.

No es ADOCTRINAR estudiantes

desde miserables escuelas,

ni sembrar, en los niños, el ODIO

con falsedades y quimeras.

 

Respetando la VERDAD,

las creencias y opiniones ajenas,

por obvio no es menos cierto,

libertad de expresión,

es PODER DECIR, con libertad,

lo que se piensa.

©Pacodecáceres

La maldad

 

Dejar crecer la maldad

es peor que ejecutarla;

No son tan malos los malos

como malos son

los que, pretendiendo ser buenos,

no hacen nada por evitarla.

©Pacodecáceres

Miedo y odio

 

Cuando la soberbia y el fanatismo 

abraza a los que gobiernan,

la desgracia se cierne

sobre los, desposeídos, gobernados.

 

La voluntad,

infecta de odio

y de intransigencia,

algún día, sin tardar,

golpeará con fuerza,

y volverá el horror

a sembrar los campos,

y morirán de nuevo

hermanos inocentes

indecentemente

envenenados

por el miedo y el odio,

por el odio, el miedo

y la intolerancia.

 

Cuando un pueblo no aprende,

la historia, se repite.

¡Lamentablemente,

la historia se repite siempre

que un pueblo no aprende!

©Pacodecáceres

No hay dos Españas

 

No hay dos Españas, no,

es sólo una

con una herida que sangra

por sus puertas abiertas.

 

Herida por la que hurgan

los gusanos del infierno

que gobernar no gobiernan

pero viven del gobierno.

Hurgan para infectarla de lepra.

Una lepra que contagia

cuanto a su paso encuentra

sobre una España, que parece,

que empieza a perder sus piernas.

Los cobardes traidores

que dicen que nos gobiernan,

no quieren una España partida

quieren una España muerta.

 

No hay dos Españas, no,

es sólo una

con una gran herida abierta.

©Pacodecáceres

Sobre el amor y el odio

 

Al nacer se ama;

desde el primer llanto se ama,

pero a odiar te enseñan;

durante toda la vida,

te enseñan a odiar

aquellos que te someten

al yugo de sus ideas.

©Pacodecáceres

Te quiero libre

 

Te quiero libre,

como viento fresco en primavera,

como gotas de lluvia salpicando en tu cabeza,

como el invierno frío de la pradera

como el sol brillante que acentúa tu belleza.

 

¡No dejes que el tirano te imponga sus ideas!

©Pacodecáceres

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now