© pacodecáceres

Meado se levanta

 

Meado se levanta

quien con niños se acuesta.

 

Enemigo a tus espaldas,

calculando sus abrazos

para subir la apuesta.

De la mano para el camino,

traidores y asesinos.

 

Que el orgullo no te ciegue.

Mide tus pasos

para subir la cuesta.

Asesino se levanta

el que con asesinos se acuesta.

©Pacodecáceres

La paja en el ojo

 

Advertimos con facilidad

la paja en el ojo ajeno

pero la viga, en el nuestro,

nunca la vemos.

 

Nos llamamos tolerantes

porque es lo que se estila

pero nos rodea el odio

en todo cuanto se respira.

 

Nos gusta ser comprensivos

con nuestras propias ideas

pero nunca consentimos

las creencias ajenas.

 ¿Para qué escuchar otras ideas

cuando la razón es la nuestra?

Que escuchen ellos nuestros gritos.

Que cambien ellos su propuesta.

 

Que sean ellos, los intolerantes,

los que depongan su actitud

ante la razón

de nuestra fuerza.

©Pacodecáceres

 Contigo, pan y cebolla.

 

Tu conmigo, yo contigo.

Pan y cebolla para el camino.

Pan, para los buenos ratos,

cebolla, para los llantos.

Pan, para compartirnos,

comernos poco a poco,

pero enteritos.

Cebolla dulce, sin lágrimas

para deshojarnos juntos,

beso a beso,

capa a capa,

todo en silencio,

sin palabras.

 

Día tras día,

año tras año.

Tu conmigo, yo contigo

y pan y cebolla para el camino.

©Pacodecáceres

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now